amodecirtunombre

Todos creen que es fácil ser adolescente, solo es sacar buenas notas, estudiar, hacer unos cuantos quehaceres en la casa, respetar a tus padres y siempre estar bien. ¿Pero y luego qué? Sacas buenas notas y no te dicen nada, ni siquiera un ¡felicidades!, pero sacas una mala, y es el fin del mundo: estudias y te develas haciendo tarea, ¿y qué? Te dicen que tuviste todo el día para hacerla, aún y cuando tenias otras 5 tareas que hacer, 3 proyectos, comer, y hacer los quehaceres que te corresponden: haces tu cuarto y te regañan porque nada más te ocupas de tus cosas, no lo haces, ¿adivina qué? También te regañan, tratas de respetarlos, pero ellos pierden la cordura contigo por cualquier cosa,tu tratas de defenderte, y ¿que te dicen? “¡NO ME ESTÉS CONTESTANDO!” Y yo me pregunto, ¿entonces que diablos hacemos? ¿ignorarlos para que también nos griten?, tratas de aparentar estar bien con ellos, porque no te gusta que te vean mal, pero, ¿de que sirve?, ¿tratan de conocerte? ¿de comprenderte? Déjame adivinar, no. Me gustaría que se tomaran la molestia de ponerse en nuestro lugar, no es tan difícil, ya fueron adolescentes hicieron lo mismo o hasta cosas peores, eso ayudaría en las relaciones padres-hijos.

👌